Cuanto vale segregar una vivienda

Segregación de costes para dummies

Como cualquier edificio, los inmuebles multifamiliares se deprecian, o pierden valor, con el paso del tiempo, debido al desgaste diario que se va acumulando. Pero en lugar de calcular la depreciación de un edificio de apartamentos mediante el método tradicional de dividir el valor mejorado entre 27,5 años, un estudio de segregación de costes analiza los distintos componentes de una propiedad, de modo que los propietarios pueden depreciar su propiedad en un período de tiempo más corto. El estudio clasifica estos componentes en distintas categorías, que se amortizan a distintos ritmos. El plan de amortización acelerada puede reducir los ingresos imponibles y aumentar sustancialmente el flujo de caja después de impuestos.

En un análisis de segregación de costes, los elementos patrimoniales de su cliente se dividen en dos categorías: bienes inmuebles, que incluyen objetos permanentes e inmóviles, como los cimientos de su edificio, y bienes muebles, que incluyen objetos como armarios de cocina y suelos. Mientras que los bienes inmuebles se amortizan en un periodo de 27,5 años, los bienes muebles se amortizan en periodos más cortos: cinco, siete o quince años, según el elemento de que se trate. Al hacer inventario de los activos individuales de la propiedad de su cliente, la segregación de costes acelera la depreciación para que pueda deducir más de sus impuestos.

¿Qué tipo de propiedad es mejor para la segregación de costes?

Las propiedades comerciales residenciales y no residenciales son elegibles, ya que los estudios de segregación de costes pueden desglosar en incrementos más pequeños los costes que normalmente se amortizarían a lo largo de un periodo de 27,5/39 años.

¿Cómo funciona la recuperación de la amortización?

Explicación de la recuperación de la amortización

En efecto, al fraccionar y dividir el coste de un activo que han adquirido a lo largo de varios años y deducir fiscalmente en cada uno de esos años siguientes esas cantidades (amortizándolo), los propietarios pueden reducir su carga fiscal.

  Reparación de televisores cerca de mi

¿Qué es la depreciación en el sector inmobiliario?

Amortización de bienes inmuebles

La depreciación es el proceso utilizado para deducir los costes de compra y mejora de una propiedad de alquiler. En lugar de obtener una gran deducción en el año en que compra (o mejora) la propiedad, la depreciación distribuye la deducción a lo largo de la vida útil de la propiedad.

¿Puedo hacer mi propio estudio de segregación de costes?

La segregación de costes es una herramienta esencial para que los inversores inmobiliarios minimicen los impuestos estatales y federales sobre la renta. Muchos inversores inmobiliarios que la utilizan pagan poco o ningún impuesto sobre la renta. Ninguno. Es así de potente, sobre todo para los bienes inmuebles adquiridos desde el 28 de septiembre de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2022.

La segregación de costes separa los componentes inmobiliarios de corta y larga duración, para maximizar la depreciación inmobiliaria y minimizar los impuestos sobre la renta estatales y federales. Por ejemplo, el paisajismo, la moqueta, la señalización, el pavimento y las persianas son elementos de corta duración que se amortizan en 5, 7 o 15 años. La estructura principal del edificio se amortiza en 30 o 40 años.

La Ley de recortes de impuestos y empleos de 2017 permite a los inversores inmobiliarios deducir la depreciación del costo total de la propiedad de corta vida de 20 años o menos. Para los bienes inmuebles de alquiler comercial y residencial, los artículos de corta duración representan entre el 20 y el 45% del precio total de compra. Esto significa que el Gobierno financia entre el 30 y el 60% del pago inicial en concepto de ahorro en el impuesto sobre la renta. La Ley de recorte de impuestos y empleos afecta a la segregación de costes para los bienes adquiridos entre el 28 de septiembre de 2017 y el 31 de diciembre de 2022.

  Tapiceria asiento moto

Segregación de los costes de amortización extraordinaria

Un análisis de segregación de costes es el proceso de análisis y reasignación de los costes de ingeniería relativos a la construcción, renovación o adquisición de un edificio. Los estudios de segregación de costes, que analizan los componentes que integran el edificio y asignan a cada uno periodos de recuperación, ofrecen ventajas fiscales a los profesionales inmobiliarios y de la construcción.

Los activos se amortizan en 5, 7 o 15 años, utilizando un método acelerado, en lugar del método lineal estándar de 27,5 o 39 años utilizado para la mayoría de los bienes inmuebles, en el que los activos se reducen gradualmente con el tiempo. Esto podría dar lugar a deducciones aceleradas adicionales y a un aumento del flujo de caja.

Esencialmente, todos los contribuyentes del sector inmobiliario comercial -contratistas, renovadores, compradores e inversores- pueden beneficiarse de un estudio de segregación de costes para determinar cuáles de sus propiedades cumplen los requisitos para la depreciación acelerada. Si está comprando un edificio existente, construyendo uno nuevo, ampliando o renovando un edificio que ya posee, puede obtener beneficios de un análisis o estudio de segregación de costes.

Calculadora de segregación de costes

¿Qué es la recaptura de la depreciación y cómo se aplica a activos como bienes inmuebles y propiedades que haya adquirido? Si está pensando en vender un activo que ha amortizado a efectos fiscales, le conviene leer la siguiente guía. A continuación, analizamos cómo la recaptura de la depreciación puede suponer una factura fiscal más elevada y, con un poco de planificación previa, cómo puede evitar su impacto en sus finanzas.

  Trampilla para gatos

La “recuperación de la depreciación” se refiere a la política del Servicio de Impuestos Internos (IRS) según la cual una persona no puede reclamar una deducción por depreciación de un activo (reduciendo así su impuesto sobre la renta) y luego venderlo para obtener un beneficio sin “reembolsar al IRS” a través del impuesto sobre la renta de ese beneficio. Al declarar el beneficio como ingresos ordinarios en lugar de como ganancias de capital, que tributan a un tipo más bajo, se “recaptura” la diferencia entre el precio de venta y la base de coste ajustada.

Las propiedades de inversión son amortizables, y los activos amortizables a disposición de los inversores van desde el edificio (pero no el terreno sobre el que se asienta) hasta su contenido. Teniendo esto en cuenta, el IRS ha establecido varias clases de activos y periodos de tiempo de recuperación en los que estos activos pueden depreciarse, basándose en su vida útil prevista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad